viernes, 16 de enero de 2009

EL SINDICATO DE POLICIA YIDDISH

Ahora que hemos confesado nuestra voluntad de cerrar el blog al cumplir el año, tal vez esté bonito despedirlo con una serie de artículos de libros que tanto me gusta leer a otros compañeros del blog.

Empezamos esta serie con este libro que además me congratula decir que fue regalo de un amigo.


El comienzo no puede ser más fascinante: años 80, los judíos asentados en Alaska (el Estado de Israel fracasó, Alemania perdió la 2ª GM y los americanos tiraron una bomba atómica sobre Berlin) después de varias décadas asentadas en ese único y frío rincón donde los americanos les permitieron quedarse, viven desesperados ante la amenaza que se cierne sobre ellos: la Revocación.


La Revocación: los Estados Unidos de América, después de varias décadas, por fin dan por finalizado el permiso temporal que dieron a los judíos para establecerse...¡En Alaska! y cada uno de ellos debe buscarse un país al que volver, emigrar, etc. ya que el tiempo en Estados Unidos ya se les ha acabado.


Entremedias de todo esto, dos detectives judíos, el desastroso Meyer Landsman y el medio judío medio esquimal Berko Shemets se ven involucrados en una red de rabinos mafiosos, conspiraciones políticas y...ya no cuento más.



La novela está escrita por Michael Chabon, judío Washingtoniano y Premio Pulitzer por su anterior novela "Las Asombrosas Aventuras de Kavalier y Clay" y se vuelca con todos los temas que le obsesionan: nostalgia, divorcio, abandono, paternidad, y cómo no la identidad judía y sus miles de versiones posibles.



Un libro delicioso para ser leído y un placer para los obsesivo(filo)-semitas.

4 comentarios:

Juan Luis Sánchez dijo...

Si os siguiera hablando os dejaría un comentario en esta entrada... Ya me hablaste del libro la semana pasada en directo y parece prometedor, y eso. Tal como lo cuentas tú, habrá que leerlo...

Pero como no os hablo, nada, ni comentarios ni nada...

bizarro con interrupciones dijo...

Pero...¿Y por qué no nos hablas????

Juan Luis Sánchez dijo...

Bizarro, os he retirado el saludo por cerrar el blog. No habéis tenido en cuenta que hay gente a la que le interesaba vuestros articulillos sobre temas bizarros variopintos. Creo que no os cuesta nada dejarlo abierto y si una vez al mes o cada tres meses se os ocurre una idea chula para un artículo, pues lo publicáis y santas pascuas. Y sino, pues nada.
Que sepáis que cuando os vea por la callea ti y a un ilustre profesor con gafas, pelo cano y aspecto simpático, cambiaré a la otra acera para no saludaros. Hala.

bizarro con interrupciones dijo...

Ja,ja, cuento con ello! :-)