viernes, 5 de diciembre de 2008

CINE BIZARRO DEL BUENO: TORREMOLINOS 73

Ahora que me acabo de llevar la maravillosa sorpresa de que a Javier Cámara le están haciendo una restrospectiva en Nueva York, celebro doblemente la noticia de que una de sus pelis más bonitas Torremolinos 73, hizo una gran tanquilla (lo he leido en el mismo sitio).

Me alegra especialmente la noticia, porque a pesar de la opinión de un crítico de cine muy divertido, yo sí que soy partidario del cine español.

No es ni mejor ni peor que el de otros países -por lo menos, si lo es, en un sentido u otro, yo me siento incapaz de juzgarlo - y eso que procuro ver cine de todas partes, desde Brasil a Filpinas o desde Corea a Georgia. Yo creo que el cine de todas partes está bien y siempre hay pelis mejores o peores pero que el nivel es más o menos igual en todas partes.

En todo caso lo que yo quería celebrar es lo de Torremolinos 73 (por cierto, ahora van hacer un remake en China): es una peli con dos actores fabulosos (Candela Peña y el citado Cámara) que hacen maravillas con cualquier cosa que les den, pero lo mejor de todo es la ternura de la peli, sobre todo teniendo en cuenta el argumento. A dos españolitos de los años 70 (es decir, 2 años antes de la muerte de Franco) les ofrecen trabajar en pelis "educativas" para conocer los hábitos de apareamiento de los pueblos mediterraneos, pues aquellos curiosos sujetos y antropólogos que son los ciudadanos del norte de Europa tienen una gran curiosidad por los hábitos y costumbres de esos curiosos ciudadanos del sur de Europa.

No me lo invento yo: el argumento es así y tal cual se lo dicen a los personajes (un vendedor de enciclopedias y su esposa) y así se lo plantean desde la más discreta, respetuosa y gris seriedad. Como son tiempos difíciles, acceden (la crisis de los 70, un dinerillo es un dinerillo) y empiezan a grabarse en los actos de "celebración del matrimonio" como decían entonces, con la cámara de Super 8...y no cuento más para no reventar el final.

Pero lo mejor de la película, más que la idea o la broma -tiene cosas muy graciosas -es por encima de todo la ternura de sus personajes, con los que empatizas increíblemente. Encima te caen fenomenal por lo anónimos, desprejuiciados, vulnerables...y por la ternura de toda la historia que viene después.

Frente al topicazo de que las pelis españolas tienen que ser brutas, ruidosas y de risa fácil, todo en esa peli es sutil, tierno, cariñoso...en fin, una digna nieta o heredera de esas comedias tiernas españolas de los 60 70 como Atraco a las Tres o tantas otras (que Juanluis, a pesar de abominar del cine español, sé que adora).

En fin, que no seré yo quién les vaya a descubrir ahora las maravillas del cine patrio o el internacional, pero como esa peli me encantó, y homenajea a esas personas alternativas, ignoradas y extrañas que nos hacen un mundo mejor (en su caso por su falta de prejuicios, su autenticidad y su amor -por favor no lo identifiquen con ese monstruo del negocio del porno o del sexo hoy que simplemente es crimen y esclavitud a la luz del día) pues consideraba que debía hacerles un homenaje.

Yo quiero un mundo con más gente así.

P.D: y ya que estamos con los clichés del cine español, comentar que encima esta peli fue un éxito de taquilla, pero, como no, sobre todo fuera de España. Vivir para ver.

POR LA PROHIBICION DEL ÁCIDO

Voy a escribir hoy sobre una de esas cosas que todos preferimos no leer, pero que es mejor no callar.

Lo siento por los que lo leen -encima que últimante no escribo nada- pero es que no estoy de acuerdo en callar. Me refiero a esos atentados terribles contra mujeres en Pakistán, India, Bangladesh - no sé si en más países- que consiste en arrojar ácido contra la cara de las mujeres.

Lo hacen por cualquier motivo: rechazo, separación, divorcio o simplemente que la esposa no ha hecho la comida bien. Siento que debo contarlo porque por lo visto encima la cosa es prácticamente impune, y lo peor que ocurre con esto es que a causa de la impunidad se está generalizando la venta de ácido con toda libertad por todo el subcontinente indio, y si no callamos y no lo damos a conocer nadie lo parará.

Sé que el congreso de los Estados Unidos está intentando aprobar alguna legislación contra ello, pero sé más. Sé que hay alguna asociación (por ejemplo en Pakistán) que están intentando mover el tema. Sé que hay un periodista del NY Times que hace poco lo comparó con el terrorismo de los atentados de Bombay -y probablemente esto sea mucho peor- y que está intentando moverlo como una causa personal. Pero creo que debemos todos darlo a conocer, y de hecho, Amnistía Internacional hace campañas contra ello. Podeis leer sobre ello aquí.

Pero sobre todo, sobre esto, lo que hay que hacer, es NO CALLAR. NO nos merecemos un mundo así.