lunes, 23 de junio de 2008

NO MANDÉ A MI BOTIJO CONTRA LOS ELEMENTOS

Algunos esperan que este post sea algo tendencioso y parcial.
Y por supuesto...
No voy a defraudarles.

He perdido el botijo de oro, para que alguién entienda lo que esto significa para mí, ya lo destaqué en la primera entrada de este blog. Pero es que ayer no era mi día.

El increible calor que reinaba en la pista enseguida marcó las diferencias. Más de 30º del mes de Junio. ¿Por qué puse en juego la preciada joya en condiciones tan poco propicias? Bien, seré sincero...

Botijo de bronce no paró de presionarme intentando que buscara una fecha en este mes para jugar el II Gran Premio de Alcocer. Ahora entiendo que detrás de este rostro ¿angelical? -no, no creo que sea este el término- se enconde un Maquiavelo de no te menees. Un ser que sabía que mi chasis de 100 kilos sería fácilmente infuenciable por las condiciones extremas, y que mi cuerpo serrano pronto diría alto, haciendo aumentar las posibilidades de su perfilado y fibroso cuerpo, cultivado en horas de gimnasio casero -"Tu gimnasio en casa", obra coleccionable en 138 fasciculos que colecciona desde septiembre-. Nada más verle, rápidamente se me vino el Max Cady (Robert de Niro) de El Cabo del Miedo.

Mi inocencia fue presa de su astucia.

A partir de ahí, poco pude hacer y mis mejores tiempos no paraban de decrecer en cada manga -59,547 (mejor tiempo de la fase de reconocimiento); 59,628 y el regular 1,00,358 del cortacesped nº 14 que piloté en carrera-. A partir de la clasificación, se impuso la incomodidad y la deshidratación... pero en fin, se trataba de quitarse al principal enemigo y se consiguió, chapeau.
No descarto que en esta operación estuviesen implicados los dos botijos que repiten, porque, y acaso alguien se alarme al publicar este dato... ¿No sabían que Osuli y Marco compartieron cuartel y quizá cama-reta en el cuartel de El Goloso durante su servicio militar? No creen que pudo haber confabulación entre estos dos pajaros para arrebatarme el trofeo con su maquiavélico plan. Yo y El Mundo pensamos así.

Pero bueno, vayamos al asunto. Lo reseñable y destacable sin duda fueron los mejores tiempos de la serie de clasificación. Los 9 corredores de la Final del Gran Premio, fueron separados por apenas 1 segundo. Del 1º al 7º hubo 7 decimas de segundo, lo cual da una buena muestra de lo disputado que estuvo el asunto. Previamente se corrió el Gran Premio B que fue ganado por Jesús en buena lid entre aquellos corredores que destacaron por imponer la seguridad al desconcierto de las altas velocidades. El que más, Pedrito, ganador de la tortuga Fisikela.

Más por lo mismo. Una vez se desataron las hostilidades, se produjo una salida bastante limpia y hubo que esperar 3 vueltas para la primera montonera. Mi cortacesped la esquivó sin problemas y ocupé una 5ª plaza momentánea que no era más que un espejismo.

Osuli, Botijo de Bronce, implicado en el incidente supo remontar con un kart de deshecho que le dejaron en la salida y tuvo pericia porque logró la vuelta rápida y record del circuito -57,801-. Recuerden esta cifra porque tardará tiempo en ser superada. En seguida pasó a servidor -sin problemas, parecía un reactor- y a continuación a Ángel. Casi al final, logró remontar a Juanín Sato para conseguir renovar su Botijo, dejando al primero en eterna promesa todavía sin confirmar (grandes clasificaciones, peores carreras; pero hasta Massa va aprendiendo, paciencia).

Por delante, el rookie Victor, volaba en una primera plaza que no parecía comprometida, pero detrás de él Marco, Botijo de Plata hasta entonces, iniciaba una remontada constante que tuvo su culminación en un adelanto que, como casi todos, no estuvo exento de polémicas. Una vez se vió en el primer puesto sólo era cuestión de mantenerlo hasta la llegada.

En cuanto al parte de daños, el principal fue el de Miguelón, en el que me vi tristemente implicado. El de Asturias se salió en la curva rápida del circuito, tras coger servidor el interior en la trazada y quedar él en el exterior. A todo gas fue a darse un trompazo contra las ruedas de seguridad. Rotura de eje, rueda e impacto en las costillas de consideración tras valoración hospitalaria. Chirinos también se pegó otro golpe en el lumbar y hubo desprendimiento de carne en la costilla en algún que otro corredor (esto ya empieza a ser rutina, para lo cual yo recomiendo un práctico, aunque no vistoso, refajo que adquirí en el Decathlon por 19,90). Por último, Tito se tuvo que retirar tras reventar una rueda.

Fuera de crónica, un consejo al flamante Botijo de Oro actual. Este Botijo, al igual que algún anillo, posee poderes. Es un Botijo para gobernarlos a todos y atarlos en las tinieblas. Digo esto porque ya pude ver dichas tinieblas en su reciente poseedor y un arranque de soberbia inicial reflejada en algunos mensajes que recibí pocas horas de estar el dueño momentáneo en su posesión.

Marco... El Botijo deforma y corrompe mente y cuerpo y el deseo más profundo de poseerlo esclaviza a quien lo intenta y no está preparado (no es mi caso, claro). Miedo me da cuando su irremediable pérdida te haga vagar deformado y subyugado, totalmente transformado en Marco Gollum, gritando: "Mi botijooooo.... es mío, mi tesorooooo".

Al tiempo, yo sólo aviso.


CLASIFICACIÓN II GRAN PREMIO DE ALCOCER DE KART

1º Marco (Kart 5) - 14:02,352 (BOTIJO DE ORO)
2º Victor (Kart 7) - a 03,540 (BOTIJO DE PLATA)
3º Osuli (Kart 6) - a 11,117 (BOTIJO DE BRONCE Y BOINA DE HONOR)
4º Sato (Kart 13) - a 12,392
5º Ángel (Kart 3) - a 22,755
6º Kike (Kart 14) - a 35,658
7º Chirinos (Kart 8) - a 45,129
8º Tito (Kart 1) - Retirado.
9º Miguelón (Kart 15) - Retirado.





PD.- no pongo fotos del podio, no por envidia que también, si no porque todavía no me las han hecho llegar (estamos en manos de Edu y Santi, creo).

8 comentarios:

Juan Luis Sánchez dijo...

Pues ayer también Fernando Alonso quedó octavo, le fue peor que a ti. Y eso que salió tercero. Así que podría haber sido peor. Una temporada en el infierno, muerto de calor sin botijo, pero el año que viene tienes que volver a luchar por recuperarlo. ¡Un abrazo, tío!

Quikosas dijo...

No sé porqué me vino a la mente el nombre de Ignatius J. Reilly (¿se llamaba así?) en los primeros pasajes...
Aunque, por supuesto, todos sabemos que Ignatius era un verdadero genio.

botijo de oro dijo...

Juanlu - se hará lo que pueda, gracias. Fernando es un espejo en el que me miro mucho cuando voy en Kart :))

Quikosas - Ignatius es un referente en mi vida. Es verdad que aquí se me ha colado también.

bizarro con interrupciones dijo...

La encuesta se acaba de eliminar para que pudiera recoger la candidatura de CLEOPATRA presentada ayer en plazo.

Luego a los que ya hubieran votado en estas pocas horas (eran sólo unos pocos votos) que lo vuelvan a hacer ya que no hubo otra manera de arreglarlo. Gracias por adelantado.

geminisdespechada dijo...

jajajaja es una crónica buenísima!!! yo creo que lo del refajo/faja te hizo perder posiciones :P

botijo de oro dijo...

No lo dudes ni por un momento. Eso que mi estilista personal me lo asió ladeado a la cadera izquierda por darle más donaire y gracia a mi porte. Pero nada :))

Mi vida en 20 kg. dijo...

Que entretenido!!!!!!!

Anónimo dijo...

querido Ignatius,

Creo que ha pasado suficiente tiempo como para hacer un análisis frío, no como tu crónica, por cierto: nuestros enemigos están definidos y nuestra estrategia debe ser clara desde el principio, ahora ya no hay excusas: buenos tiempos en la clasificación e impedir la salida de estas ratas de alquitrán. nuestra sangre fría y su desesperación harán el resto.

fdo,

sato (el 4º, la peor posición)
de todos modos tiene su mérito porque salir con el 13 y llamandome sato, tiene telita el asunto....