domingo, 11 de mayo de 2008

IMPOSIBLE SOÑAR


Los sueños son como un madero lacado en blanco, igual de falsos. El otro día tuve uno que abarcaba justo lo que ocupa tu mirada. Una mirada que sueña en vano mientras sudas. Mientras, te revuelcas en el festín de sabanas que alienta la calima de madrugada. Es madrugada, las tres de la madrugada, y no haces más que soñar envuelto en sábanas que sudan por tu mala conciencia en el estío. Es estío porque los campos son amarillos y ya han dado su fruto; y ahora lucen rapados y vanos, tontos hasta octubre. En octubre no sudaras, no soñarás, no te revolcarás entre sabanas de estío que lucen solas como las cañerías vistas. Las cañerías vistas se rompen, gotean e inundan cuando tu no estás y la gota cae una a una haciendo un daño infinito en el más estupendo de los edificios. La gota gotea gota a gota. Gota a gota destruye como cada uno de los reproches que has oído y que ahora te hacen soñar en la noche de la calima. La noche del leve sueño donde nunca viene el movimiento rápido de tus ojos. Ahora se te niega el sueño profundo (algo habrás hecho) y cae una gota en la sábana de tu sudor. Tu sudor que es una confusión como todo lo que abarca tu mirada. La mirada que mira todo lo mirable y es imposible de fijar, de limitar ni siquiera por Real Decreto. Son las cinco de una madrugada donde la vieja agoniza y tu oyes unos suspiros que no acaban, como el camión de la basura que pasa sin respetar tan siquiera el suspiro agonizante de una nonagenaria. El festín de sabanas dura más de noventa minutos, si los sumas pueden durar más de noventa horas y en más de noventa años sumarás más de noventa días de calimas que pasar, justo lo que tarda en alejarse el ruido ventarrón del camión de la cochambre. La cochambre se ha alejado y ha provocado una media vuelta. En la vuelta las sabanas vistas se adhieren como el espanto. El espanto ha venido a tus sueños de hipotecas que vencen y no se pagan, de contratos laborales que no se renuevan, de familiares que fenecen, de filos de navajas que se hincan en tu carne demasiado blanda haciendo hincapié en tu penosa debilidad. Así son tus miedos y tus sueños. Igual que el lacado de una madera blanca que oculta los poros, que impide el sudor de la madera yerta.
Amanece y el canto del gallo sueña demasiado lejos como para que tú lo oigas. El gallo cacarea de tal manera que el sueño huye y con él los miedos; y el día avanza y las sabanas se despegan y se tapan las cañerías y se pagan las hipotecas y se renuevan los contratos y se guardan las navajas, salvo donde constituyan una asquerosa costumbre cultural; y la promesa de un café hace que saltes de la cama totalmente sudado, con un buen dolor de cabeza y con rastro de ojeras. Y empieza el sueño del día, donde todo funciona, igual que funciona la madera blanca lacada. Hasta la noche.

13 comentarios:

Mi vida en 20 kg. dijo...

Ay!!! que angustia, pls que no sea cada noche...
Besos

botijo de oro dijo...

No, no, por dios. Esperemos... chan, chan (música de peli thriller aquí :))

bizarro con interrupciones dijo...

Como la vida misma, aunque como dice MiVida, que no sea cada noche... a mi ahora me da esta dando por soñar con mis alumnos de segundo de Bachillerato y su selectividad y ¡¡Con los ensayos del Coro!! (he soñado con nuestra sonriente directora del coro tratando de disimular nuestro desastre colectivo, para más señas!!

Quikosas dijo...

¡Qué agobio, por favor! Eso significa que está muy bien escrito... pero me sumo a MiVida.
Por cierto, ¿de dónde has sacado la última imagen? Le gustaría mucho a Vane, de seguro.

botijo de oro dijo...

Bizarro - bueno, soñar con una directora de coro, tiene enormes posibilidades y no todas ellas son pesadillas...

Quikosas - ¿la madera blanca lacada? pues no sé, me imagino que de los muebles ;) En serio, no me acuerdo, esto es una columnita que escribí como hace 8 años y no logro recordar. Pero la madera de los muebles tiene algo de muerta y enterrada bajo pintura :0

geminisdespechada dijo...

botijo, yo creo que se refiere a la última foto, no a la madera..

os recomiendo a todos para dormir bien, caer agotados después de no parar en todo el finde, aunque luego sueños de que llego tarde a los sitios, que voy a baloncesto con el traje verde de percusión en vez de la equipación amarilla... en fin, para qué os voy a contar ;)

Quikosas dijo...

Pues MiVida tiene razón y me refería a la última foto xD
Aún así es cierto lo de la madera lacada: es mentira, aparenta algo que no es en realidad... como un sueño. Me reafirmo, una imagen (retórica) muy conseguida, como todo el resto del texto.
Y... ¿así que estás tirando de la despensa creativa? ¡Que hay que racionarse, para cuando lleguen las vacas flacas y los folios en blanco!

bizarro con interrupciones dijo...

Ja,ja, Geminis, no me extraña que sueñes eso.

Botijo: me apunto a tu sugerencia. Es más, el último día me prometió que vendría a dirigir los ensayos con traje de cuero y fusta ¡¡Eso es motivar a la coral!! Me apuntaré a tu sugerencia.

Quikosas dijo...

Outx! Escribí MiVida cuando quería decir géminis... disculpa cariño, encima que me entiendes te confundo con otra ;P

geminisdespechada dijo...

no te preocupes quikosas, mivida y yo somos unas pesadas todo el día por aquí, podría haber sido cualquiera de las dos ;)

botijo de oro dijo...

Geminis - ¡Ahí va! Pues es verdad, yo pense en imagen literaria. Respecto al cansancio, preocupate cuando sueñes que tocas la batuka en el partido de baloncesto y viceversa. Eso es un paso más. Y ¿Cómo qué pesadas? Al contrario, pasad y ved cuanto queráis, honradísimos estamos.

Quikosas - me remito a Juanlu (http://www.juanluissanchez.blogspot.com/) y su recordatorio sobre el deber de reciclaje en nuestra sociedad. Aaaamen.

Bizarro - También amén a eso. Si señó.

Quikosas dijo...

Si si... ¡pero no me has dicho de dónde has acado la última foto! ¡A ver si nos centramos!

botijo de oro dijo...

Pues es la primera salida si metes en google imágenes el tópico "insomnio". En concreto, la dirección es http://www.pymesyautonomos.com/2008/02/07-duerme-bien-trabajaras-mejor. Un besazo.