jueves, 8 de mayo de 2008

EL CORTE DE LA CIBELES


Hace un par de días abrí aquí en canal mi parecer político. Macarra ilustrado me aconsejó que me hiciese mirar mi tibieza socialdemócrata.
Y así hice este miércoles.
Ese día me hice un lifting ideológico en la concentración convocada por los sindicatos mayoritarios en defensa de la dignidad de la educación pública, en general, y del profesorado, en particular.
La cita era en la Calle Alcalá de Madrid, en frente del órgano in-competente, y nada más llegar ya se presagiaba, por el colorido de camisetas reivindicativas, el número de pancartas y la malversación de fondos públicos (en forma de carracas, panderetas y pitos expoliados de las aulas de música de nuestros centros públicos de enseñanza, con el objeto de hacer tanto ruido como pudieramos, aunque siempre menos del que hace nuestra diletante jefa) que el asunto iba a ser sonado.
El caso es que empezamos sositos, algunas proclamas, algunas cancioncillas, pero ninguna de ellas ganó el favor de la gente tanto como la bizarra idea proclamada por algún vicarra de verás -ojalá pudiera encontrarte compañero- que comenzó a gritar: ¡A Cibeles! ¡A Cibeles!
Amen de la diosa, Cibeles es una de las plazas donde confluye más tráfico de Madrid, por lo que la apuesta nos pareció adecuada por lo que de desenfreno encerraba.


Y allí que fuimos.
Claro, que una vez allí nos quedaba flanquear las furgonetas antidisturbios y la cadena de polis de las aceras. Como finos estrategas, elegimos el flanco más extremo de la acera, y por allí rompimos el cordón unos cuantos elegidos para rememorar otras épocas, aquellas de estudiantes (los de la primavera del 87, con el Cojo Manteca y todo eso, ¿por qué se armó todo ese jaleo? no importa, fue divertido).
Total que cortamos la placita.
Mirándonos unos a otros con gesto ilusionado, alucinado, como si fueramos alumnos a los que regañamos cuando hacen algo malo, tan profesorotes todos; gritando: ¡Pública! ¡Pública! Con un subidón que ésta es la hora en que se me abren todavía las carnes al recordarlo.
No me digan que no tiene su cosa tierna y salvaje.
Pues bien, esa misma plaza fue cortada por 500.000 personas el domingo noche por los aficionados del Madrid que celebraban la conquista de una nueva liga. Bajo el auspicio y permiso de la Autoridad Pública. No tuvieron que flanquear, sino franquear un paso que se les dejaba expedito para el disfrute de banderas. Como masa encauzada.
No sé que metáfora o relación se puede establecer entre ambas cosas. Estoy pensándola pero no me sale. Lo mismo no existe y son cosas sin relación.

¿Me podéis ayudar?



11 comentarios:

Juan Luis Sánchez dijo...

No veo la relación, pero sí un amplio contraste entre ambas concentraciones. En una, la gente se adhiere a un equipo ganador por un acto de afirmación e incluso se olvida de que tiene que ir a trabajar al día siguiente. Es un acto evasivo. Soy un trabajador explotado pero no importa, no hago nada para solucionarlo y vibro porque ha ganado mi equipo.

Sin embargo, vuestra concentración la hizo gente que realmente está manifestándose para solucionar un problema real. Ojalá hubiera muchas más movilizaciones como la vuestra que como la otra, pero temo que por el momento es al revés. La gente se mueve poco por problemas reales, pero el país se para por culpa del fútbol.

geminisdespechada dijo...

desde mi punto de vista hay mucha diferencia, yo vivo al lado, y vosotros no me molestásteis. Los otros sí, y mucho, hasta las tres de la mañana dando voces, un tío con un micrófono a todo meter, y los p... helicópteros..

buen finde!!

bizarro con interrupciones dijo...

Estoy con Géminis y Juanlu: son muy diferentes.

Puedes verlo como algo simbólico.

1) Una pretende ser una congregación de profesores, alumnos y padres en defensa de la educación infantil, primaria, secundaria y de idiomas (que se están intentando destruir)

2) La segunda una simple exaltación de la confrontación regional, los colores y las pasiones de afición y odio.

La primera, que responde a un modelo racional e ilustrado, es el que se rechaza por los gobernantes locales de Madrid, que pretenden acabar con la educación pública, gratuita y generalizada.

La segunda, que incita a la emoción sin control, se opone a la razón, y supone la entrega del pueblo a los juegos y el circo, es la preferida de nuestros gobernantes de Madrid.

Cuestión de Elecciones, digo yo.

botijo de oro dijo...

Juanlu - ¿500.000 personas entregadas a una pasión evasiva no tiene además algo de pecaminoso y camaredóndico?

Geminis - ¡Maldita sea! si no te despertamos no sería por la falta de ruido, sino por las cívicas horas a las que nos concetramos. El 21 de Mayo quedaremos a las 3 de la mañana sólo porque oígas que bien entonamos Bizarro, Anónima Mila y yo las proclamas incendiarias contra Aguirre... ;)

Bizarro - la razón y las revueltas. Me he acordado de "Los sueños de la Razón" de Marina y el pasote salvaje de los ilustrados. Muy bueno.

Mi vida en 20 kg. dijo...

Bueno y el tema es a quien dejan que se manifiesten de manera mas traquila a lo que solicitan algo real, un derecho o a los que celebran...claramente los que piden no tienen apoyo y hay que desarmarlos no???....que puedo decir, esto es mundial.
A veces creo que no importa donde los patrones se repiten, las prioridades se perdieron en alguna parte y se confundieron.
Saludos

botijo de oro dijo...

Toda la razón en lo que dices, ¿dónde narices dejaríamos las prioridades esas?

Quikosas dijo...

¡Esto es solo el comienzo! ¡¡A las barricadas!! ¡Maestros de Madrid, uníos en contra de toda Esperanza! ¡¡¡Por la niña de Rajooooyyy!!!

botijo de oro dijo...

La niña de Rajoy irá al SEK (San Estanislao de Koska, el cole más top de Madrid). Con ella no va.
Y sí, sí que estamos unidos en la des-Esperanza, pero es que es un hueso muy duro éste de roer.
Gracias por los apoyos. Seguiremos adelante o por los lados, ya veremos.

bizarro con interrupciones dijo...

¿El SEK el top de Madrid? Pues yo no sé como será ahora pero en mi infancia megapija (de la tanto me queda) mi vecino iba al SEK, y era un inútil, un ignorante, no sabía de nada (eso sí, estaba forrado).

Recuerdo que me contaba que quería ser piloto (y yo me callaba como un cabrón, pero recuerdo que pensaba...Este? Piloto? Pero si no sabe ni sumar!) Eso sí, me callaba porque él, dominante, era (y yo siempre muy dócil)

Si yo creo que estos crearon su propia universidad para que sus alumnos de primaria y secundaria se pudieran sacar un título universitario. Eso sí, las instalaciones deportivas, impresionantes.

botijo de oro dijo...

No sé, las palabras Estanislao y Koska son para mí como extraterrestres (pero de más allá que Galicia) y producen en mí efectos soñadores e irreales como una droga... Pero como estudió allí los marichalares pensé que creí.

bizarro con interrupciones dijo...

No me digas, más, le pega todo.

Me parece que tiene fama de tonto y de muy pijo: encaja en el perfil, sin lugar a dudas.

Por lo demás el recurso del nombre extranjero exótico siempre ha tenido mucho éxito en la privada pija tonta (no en la inteligente): es para todos esos ceporrainas no digo ya convencidos, sino creyentes, que es peor, de que todo lo de fuera es mejor.