lunes, 5 de mayo de 2008

"ATRACADOR, FALSIFICADOR Y ANARQUISTA, PERO SOBRE TODO ALBALÑIL"


No soy Anarquista y lo lamento. No sostengo expectativas tan positivas sobre el comportamiento del ser humano como mantiene el movimiento libertario, cosa que me separa también de los ecologistas (ya que esperan ciertos cambios en la conducta depredadora del ser humano que me parecen difíciles de esperar).
De todas formas, ambas posiciones me parecen necesarias y bendita ilusión la de los que lo asumen como posibles.
Tampoco pongo el centro de mi atención, en mis ideales, en el individuo por encima del grupo social, eso lo comparten en mi opinión anarquistas y liberales, aunque estos suelen ver en la codicia virtud, cosa que yo tampoco comparto.
Por esto deambulo en espacios ideólogicos más sociales. El mortero del tiempo ha ido convirtiendo mi extremismo inicial en algo más socialdemócrata, cosa ésta de la que habría renegado hace no tanto tiempo. Mi capacidad para contradecirme varias veces es algo que también me define mucho.
A través de Escobas llegue a un test de compatibilidad política con los últimos programas electorales. Me salió Ciudadanos como primera opción, que no obedecí, y sentí miedo y frío. Mucho miedo de mis desvaríos.
Pues bien, todo lo contrario a mí es Lucio Urtubia. Sólo la frase de nuestro titular da muestra de una bizarría sin esquirlas. A sus 77 años, luce la misma ideología que en sus inicios. Sólo tuvo ligeros devaneos con el comunismo en su juventud, los cuales fueron rápidamente corregidos por un compañero del andamio que, al ver los problemas que mantenía Lucio con cualquier norma le espetó: "Hombre, tú eres anarquista".
Y eso ya le cuadró mucho más.
Ha conocido y criticado a gente como el Che y Fidel Castro, al cual le propuso hacer saltar por los aires el sistema financiero a través de la falsificación masiva de dólares (¿recordais Los Falsificadores? pero sin nazis). Trajo de cabeza a los de Citibank por una falsificación perfecta de sus cheques, de tal forma que se vieron obligados a negociar con él, una vez detenido, porque los cheques falsos seguían circulando impunemente. Al final obtuvo su libertad por las planchas más una considerable suma de dinero.
Lo increible es que todo esto lo ha conseguido sin enriquecerse por el camino. Luce sencillo, rotundo y navarro, como uno se imagina a la gente dura del norte de siempre: inquebrantable.
Entre sus valedores han figurado personajes tan diversos como Roland Dumas, ministro de asuntos exteriores con François Mitterrand; Paco Rabbane o Albert Boadella (el cual pudo salir de una encrucijada muy fea gracias a una de sus falsificaciones). Con los años mantiene un optimismo que le hace parecer veinte años más joven, como el mismo piensa en este video.
De verdad que merece la pena verlo (dura 10:11) en cuanto tengais un hueco. Además, se ha realizado un documental y una biografía sobre su vida.

7 comentarios:

geminisdespechada dijo...

Si señor!!! ya me gustaría a mí tener las ideas tan claras..

macarra ilustrado dijo...

Qué interesante.

Lo de la socialdemocracia háztelo mirar, botijo, que se cura. De momento escribes inspirado, será el lujo de jugar a la fórmula1 con un sonrosado bebé...que eso afila el talento, ya lo dicen.

Enhorabuena a los 2 por el blog!

Juan Luis Sánchez dijo...

Me encantó tu artículo, porque yo tampoco luzco la misma ideología que en mi juventud. Cada vez que cojo el periódico me vuelvo más anarquista, así que empatizo con el personaje retratado. Lleváis buen ritmo de entradas del blog.

bizarro con interrupciones dijo...

Desde luego, el personaje es fascinante.

El anarquismo es una ideología preciosa, pero como tu dices, exige mucha fé en el ser humano:-)

La verdad es que tus definiciones del espectro ideológico me han encantado.

botijo de oro dijo...

Geminis - lo dices por mí, ¿no?

Macarra ilustrado - gracias por tu ánimo. Lo del bebé va sobre ruedas como ves.

Juanlu - cuando quieras nos ponemos a atracar bancos... por ver que pasa, total habiendo 27.000 sentencias pendientes de ejecución ya sería mala pata acabar en la carcel.

Bizarro - me alegro de que te haya gustado. A ver si cojo hábito.

bizarro con interrupciones dijo...

Pues lo último que he visto es que hay uno que ha pedido 500.000 euros al ayuntamiento de Madrid a cambio de no volar por los aires el palacio de correos en cibeles. Iluso, si seguro que se lo ha gastado ya todo y no queda un duro en las arcas.

Como no lo saque Gallardón de su fortuna personal....

geminisdespechada dijo...

botijo, pues no... lo decía por el señor anarquista, pero supongo que tú también, jeje