miércoles, 2 de abril de 2008

UNA INSTITUCIÓN BIZARRA: LA ESCUELA OFICIAL DE IDIOMAS

Como este viernes tengo la primera clase de sirtakis y danzas griegas de mi vida, aprovecho para hacerles una glosa de la maravillosa y querida institución en la que voy a hacerlo: la Escuela Oficial de Idiomas.

Hace unas semanas, en esta sede, olvidé todo el tema de mis posts habitúales y pegué un encendidio email que había enviado enseguida a todos mis conocidos por una reforma legal que puede acabar hundiendo a esta maravillosa institución a la que adoro.

Hoy creo que procede hacer algo distinto, contarles lo mágica que (por lo menos para mi y otros pirados de mi tipo) ha sido este centro para abrirnos puertas a la vida.

La Escuela, que el año viene a a cumplir 100 años, es un centro cultural GRATUITO en el que se imparten más de 20 idiomás modernos (desde ruso a griego moderno, a finés, a chino o a gaélico) que tiene por fin, especialmente de manera más reciente, ofrecer todos los idiomás de la Unión Europea (aunque también enseñe árabe, chino y japonés; que pena que no enseñe hebreo) y resulta una puerta imprescindible a la cultura de eso de que pretendemos decir que queremos ser: Europa.

Sabiendo el tipo de idiomas que se imparten, ustedes se pueden imaginar que tipo de fauna se puede encontrar ahi: de todo tipo, del ama de casa al jubilado, de las universitarias a los programadores de informática, a los profes de instituto, allí nos hemos juntado una panda con un objetivo común: abrinos la ventana a otra lengua, otra cultura, otra manera de ver el mundo que es lo que siempre te trae un idioma.
Yo he pasado allí ratos muy gratos: desde tardes cerveceras (después de la clase, por supuesto) con mis compañeros de ruso hablando de literatura, cine y arte ruso hasta del fin del mundo y de nuestros males en el trabajo hasta sexualidad bizarra o cualquier otro tema que pudieramos sentir. Recuerdo especialmente esos martes y jueves acabando a las once, las doce, la una de la mañana y teniendo que ir al trabajo al día siguiente, pero dándonos igual porque habíamos ensanchado la mente y nos sentíamos renovados.

Por eso odio todo lo significa esta reforma: porque es querer hundir un gran centro para convertirlo en una cosa más limitada, previsible, superficial. Quieren que la gente viva con un solo idioma, una sola religión (el dinero) una sola idea, un solo pensamiento, una sola neurona.

Menos mal que sé que todos esos profesores que han inundado y ensanchado mi alma resistirán esa embestida cerril y fea. Ellos y todos los que con ellos hemos tenido tanta suerte. Nosotros, y todos los que han oido hablar de este milagro educativo y sé que nos apoyan.
Bendita escuela oficial de idiomas. Bendita EOI, yo te quiero.

7 comentarios:

geminisdespechada dijo...

bailas sirtaki y hablas ruso? un poco bizarro sí que vas a ser sí..

(por cierto, esta autodenominación es sólo para que no te llamen friki, no?)

Anónimo dijo...

Mila.
Me encanta la idea de que se enseñe en una lengua las danzas tradicionales. Yo, personalmente, era forofa de Gente joven y, en especial, del apartado de bailes regionales. Si aprendimos entoces geografía con aquellos señores y señoras que venían de todos los puntos de España, el método es igual de válido para los idiomas del mundo mundial. Hazte un fotos, bizarro, y nos las enseñas.

bizarro sin interrupcion dijo...

Hola !

Geminis: es verdad que la definición de bizarro tiene ciertas concomitancias con la de de freaky, pero esa etiqueta,igual que siempre me ha encantado (porque me identificaba, claro está), siempre he sentido que no me calzaba del todo (yo siempre me he sentido cercano a ellos pero incluso respecto a ellos era un poco perro verde, qué le vamos a hacer). La etiqueta de bizarro se nos ocurrió a botijo y a mi en una sobremesa etílica y enseguida nos sentimos identificados. De aquellos polvos, estos lodos. Pero sabemos que NO estamos SOLOS en el universo. ¡Uníos a la comunidad bizarra! :-) Estoy muy mal, lo sé, lo sé. Y muchas gracias por la visita, nos vemos pronto por tu blog :-)

Mila: la idea a mí también me entusiasma. Bueno, de pequeño mi madre nos llevaba en Cataluña a bailar sardanas y celebrar el 11 de septiembre y algo de catalán se me ha quedado, así que sigo suponiendo que es un buen método :-). No sé, pero cuando estudié ruso en cuatro años no me enseñaron a bailar la kalinka, así como los cosacos, así que estoy pensando en hacer una reclamación a posteriori :-)

botijo de oro dijo...

¡Calabaza, yo te quiero! La frase final me ha llevado directamente a la gran película de Cuerda. Qué momentos más buenos.

Mi vida en 20 kg. dijo...

Que bien...total aprender no ocupa espacio o no?....sera aqui tambien donde estudiaste arabe?

Saludos

bizarro sin interrupcion dijo...

No, que va, árabe lo estudie en la mezquita del barrió de Tetuán en Madrid. Con un profesor, egipcio, por cierto (Hassan, uno de los mejores profes de idiomas que he tenido -y he tenido muchos). Pero una pena haberlo dejado.

Respecto a Jose Luis Cuerda, botijo, yo creo que resume mejor que nadie en cinematografía lo que es ser un bizarro, por lo menos en España. No sé, a lo mejor habría que hacerle un homenaje a él y a su gran "Amanece, que no es poco"

Ignacio Gimenez dijo...

BATALLA BIZARRA

BLOG RECOMENDADO!
VOS DECIDIS EL PUESTO DEL PERSONAJE MAS BIZARRO QUE ALGUNA VEZ HAYA EXISTIDO. PASA POR:

http://batallabizarra.blogspot.com/
http://batallabizarra.blogspot.com/
http://batallabizarra.blogspot.com/
http://batallabizarra.blogspot.com/
http://batallabizarra.blogspot.com/
http://batallabizarra.blogspot.com/
http://batallabizarra.blogspot.com/
http://batallabizarra.blogspot.com/
http://batallabizarra.blogspot.com/


Y A VOTAR...