domingo, 6 de abril de 2008

MICRORRELATOS (I)

English Español

Vamos a inaugurar una nueva sección que lleva un título extraño pero gallardo, eso es amigos: bizarro. Se trata de la "Selección de microrrelatos no premiados" que he ido mandando al concurso de la cadena SER y los cuales han resultado no considerados. Antes de que se pierdan en el limbo de mi disco duro, por qué no hacer perder unos segundos a aquél de vosotros que quiera echarles un vistazo. Por vanidad, sólo por pura vanidad, van allá los dos primeros y únicos que he mandado al concurso estas últimas dos semanas. Mañana a las 12,00h. será oficialmente no considerado el tercero de ellos, y el martes tendréis cumplido detalle de las nuevas 100 palabras que no pasaron por el aro de la gloria. Éste es el primero:

Cleo la levantó y allí la esperaba el alacrán, tozudo y negro como un mal pensamiento. Cleo habría defendido con su vida, huelga decirlo, cualquier cosa que amenazara a su única hija. En cambio, la adolescente mantenía una mirada retadora ante el arácnido. Miraba al escorpión y a su madre en intervalos cortos y regulares, con la certeza de que tan sólo su osadía sería suficiente para librarse de la amenaza. Ambas eran conscientes del silencio sombrío, intentando evitar una picadura que la madre presentía inmediata:
- ¡Ya te estás quitando el tatuaje!

- Ni lo sueñes – contestó su niña.

2 comentarios:

Fontana dijo...

Yo digo que los jurados de los concursos siempre se equivocan.
Lo bueno es cuando se equivocan a favor de uno.

botijo de oro dijo...

Sí, sí... muy bueno :-)) Totalmente de acuerdo.