martes, 1 de abril de 2008

APUESTAS BIZARRAS: TODOS CON EL VILLAREAL

Mucho hemos pensado antes de colgar aquí un artículo sobre fútbol. La omnipresencia de ese deporte que parece ser el único parece ir contra el principio heterodoxo de la bizarría: singular, incomprendida y personal.


Pero es que la ocasión la pintan calva: aunque parece prácticamente imposible, parece que por primera vez este año podría darnos la alegría de ver a un equipo prácticamente desconocido (el famoso submarino amarillo) campeón delante de Madrid y Barcelona.

La alegría de que un equipo de una ciudad de 40.000 personas (menos de la mitad de lo que simplemente cabe en los estadios de Madrid o Barça) de una ciudad que prácticamente nadie sabe poner el mapa si no lo mira en Wikipedia, salvo que sea de la región, hace que desde este blog decididamente queramos dar nuestro apoyo a este equipo singular.

No nos engañemos: las posibilidades son prácticamente nulas, pero ahí está el equipo empaquetado entre los dos a ocho semanas del final de la liga. Nada sería más bonito que todos llegarán con posibilidades al final y al final ganará....el Villareal.

Los del Madrid estarían contentos porque los del Barça no ha ganado y viceversa, y todos los que estamos aburridos de ambos equipos nos llevaríamos una alegría fenomenal y todo el mundo descubriría al bizarro que lleva dentro. ¿A que sería genial?

Hombre, me pueden ustedes decir. Si de verdad piensan así, lo deberían haber dicho al principio de la liga. Cierto, aunque yo no sea coherente en este tema como Botijo de Oro, que es vallecano de pro ¿Es del Rayo y del Barcelona? ¿Es del Rayo y el Madrid? ¡No, es del Rayo y sólo del Rayo! (aunque muchos le acusen de ser un "madridista en el armario", en ejemplo de la típica persecución-incomprensión que sufren los bizarros) aunque yo no sea tan coherente como Botijo de Oro, repito, no me dirán que no sería bonito lo que les he descrito más árriba. Todo el mundo descubriría al bizarro que lleva dentro. Sería una apoteósis bizarra total. Así que yo lo tengo claro: a partir de mañana, yo pongo velas porque gane el Villareal.

4 comentarios:

botijo de oro dijo...

Salgo del armario y me pronuncio. Mi filiación madridista es una filiación a la cerveza, el jolgorio y el cachondeo de los partidos de Champions. Para evitar estos problemas con mi honra, puests en duda por la parte colchonera de mis amistades, ya pague bula de 44€ de entrada para ver un infame Atleti-Boltón, que acabo a ceros y del cual sólo saque en claro un fantástico bocata lomo que me trajo mi amigo Andrés desde el pueblo.
Me temo que soy rayista y que lo de animar al Madrid sólo es una ligera pluma en mi heteroafición (de la cual tengo que confesar además un pasado txuri-urdin del que podemos hablar otro día).

bizarro sin interrupcion dijo...

Casi me meto en la cama del disgusto. Cuando he leído eso de la filiación madridista casi pensaba que te cambiabas de acera y me has dado un disgusto, pensando que faltarías tu integridad bizarra.

Al final veo que no es así, que tan sólo es un poco de pluma madridista, es decir, ese 10% de incoherencia que tenemos todos los bizarros (un bizarro 100% es falso, es un bizarro de mentira). Respiro de nuevo.

Anónimo dijo...

Un abogado tonto y fácil de engañar como Calderón, un mafias empaquetado en Armani para los fichajes llamado Pedrag (que no pedya) y un chulo altanero y de barrio con los bolsillos y el ego hasta arriba de billetes merecerían mejor consideración. El Madrid es una novela entera y el verdadero ensueño de la ciudad dormitorio que mencionas se llama Real Madrid

bizarro sin interrupcion dijo...

Bueno, a mi Real Madrid más que bizarro me parece sordido y en ese sentido encajaría más en el esplendido blog de mi amigo "Vicisitud y Sordidez" (ver links) aunque él como buen celtiña, protestaría ardientemente.

No sé, Calderón me parece grimoso (tremendamente), que teniendo en cuenta los anteriores presis del Madrid ya es decir, pero a mi de tonto no me parece que tenga un pelo (todos los listos en esta vida siempre prefieren ir de tonto) y si no mira donde está, pero en fin esto sí que es opinable.

Ah, pero el gran, el gran Pedja, ah, eso es otra cosa. Ese sí que es grande. No he visto nadie más hortera en mi vida, y eso es lo que me horroriza de él pero me encanta y me atrae(y es que yo soy un gran hortera) Bueno, estoy a dos minutos de ser como él (más quisiera, jugar así y ganar como él, pero es que me refería a todo lo malo, es decir, fundalmente a esa espantosa estética) Supongo que no he caido en eso porque no cobro lo mismo, claro.

Estoy por fundar un club de fans de Mijatovic, ya mismo ;-) Gracias por mencionar a tan insignie personaje, y que bien jugaba, que número uno.