domingo, 10 de febrero de 2008

Fé del Gran Error - o como nació este blog

Tal día como hoy, en una sesión etílico-lógica con mi amigo Botijo de Oro, en la que hablabamos, para más señas de hetersexualidad, homosexualidad y transexualidad, llegamos a la conclusión de que lo que más nos definía como seres, no sé si como personas era el concepto de Bizarros Sin Interrupción.
No sé lo que mi amigo Botijo de Oro puede llegar a interpretar bajo este concepto, pero para mi fue inmediatamente -en mi estado etílico-artístico, todo hay que decirlo- una definición bajo la cual me encuadraba ferpectamente, definiendose de la siguiente manera:
1) Bizarro: definese como aquel ser que no se clasifica o que siente q no se encuadra bajo ninguna de las clasificaciones dadas
2) Sin Interrupción: definese como ese estado en que uno siente que no puede esconderse sean todo los intensos que sean sus deseos de ocultación.
Llegados a ese punto, supongo, la única posibilidad es el exhibicionismo. Pero hasta ahi, no habíamos llegado hasta ahora.

2 comentarios:

Quikosas dijo...

Orgulloso de comentar primero, me alegro de leer tanta bizarrería. Y la seguiré de cerca con gran espectación, porque también yo me siento ciertamente bizarro. Saludetes.

bizarro con interrupciones dijo...

Hola Quikosas!!

No había visto este comentario, y no sé si lo habrá visto Botijo! Perdona por el despiste.

Muchas Gracias (con retraso) por tu entusiasmo!