lunes, 18 de febrero de 2008

El Arte y el Lhardy.


El jueves me encontré con Antonio en Lhardy, en el flanco correcto del escaparate donde habitamos la gente honrada: del lado de la puta calle.
Yo miraba con cara de posguerra el mismo tesoro que habían admirado antes mi padre, y aún mi abuelo, alguna vez que pasara por la misma tienda. Si a los dos les detuvo el precio de las viandas, a mí me detuvo no sólo el precio, sino también mis kilos, que seguro han sido invento de ricos para que siga fuera de este tipo de establecimientos.

No me fío nada de ellos y ellos sólo me fían con interés.
Enhorabuena a Bárbara y Antonio que están esperando. Enhorabuena a Bárbara Fluxá por la exposición de Matadero, donde se acaba de exponer "Testimonios Futuros", la obra que podéis ver en este enlace (de forma muy limitada, en la realidad se expone en seis grandes pantallas formando un hexágono, de manera envolvente). Enhorabuena por el mismo blog donde he podido alucinar con la obra Altoviti´07, sobre todo y entre otras.

Confianza en el arte no decorativo, en este arte povera –lo mismo meto el cazo al calificarlo así– llevado al video y a la foto. Todo nuestro apoyo a estos formatos tan bizarros que, creo, nunca entrarán por el ojo del Lhardy.


No hay comentarios: